INMARE

FE, SABIDURÍA E INTEGRIDAD...

HISTORIA DEL INSTITUTO MARÍA REGINA

En 1959, un grupo de Hermanas de la Misericordia Provenientes de Providence, R. I., Estados Unidos, llegaron a La Ceiba a petición del Obispo local y de la Standard Fruit Company con la intención de abrir una Escuela de Enfermería que preparara y egresara enfermeras de la más alta calidad para el Hospital D’Antoni.  En poco tiempo, las hermanas se dieron cuenta que el nivel educativo de las señoritas que deseaban estudiar en la escuela de enfermería no era el más apto, por lo que decidieron abrir una institución educativa que preparara a la altura deseada a las futuras estudiantes de enfermería.

 

Fue en febrero de 1960, que las Hermanas Mary Agnes Pérez y Michaela De Loia, abrieron las puertas del Instituto María Regina matriculando a 34 jovencitas que posteriormente estudiarían enfermería. 


Desde su inicio El Instituto María Regina se caracterizó como un colegio que educaba solo señoritas hasta 1977, cuando por causa de las peticiones de los padres de familia de las señoritas que ya estudiaban en la institución deseaban la misma calidad de educación para sus hijos, su petición se tomó en cuenta y se comenzó a recibir varones en la institución. En la actualidad El Instituto María Regina funciona con una capacidad de aproximadamente 900 estudiantes, pero se espera que para los próximos años se pueda superar los 1000 alumnos.


En Honduras, los colegios o institutos incluyen lo que se conoce como “Junior High” y “High School” que son grados desde 7-11 y algunos 12, dependiendo del área de estudio.  Aunque el Instituto María Regina ofreció en un tiempo educación para Magisterio, Perito Mercantil y Secretariado Comercial y Bilingüe, por los últimos años se ha especializado en Bachillerato en Ciencias y Letras hoy conocido como Ciencias y Humanidades.  En la actualidad aproximadamente 95% - 98% de nuestros graduados continúan sus estudios matriculándose en la universidad. 


Se han graduado 54 promociones de estudiantes quienes han recibido una educación integral, basada en tradiciones de Misericordia, concentrándose en la espiritualidad, enseñanza académica, moral y aspectos disciplinarios.


El Instituto María Regina comenzó dando clases en unas aulas pequeñas construidas debajo del edificio principal que servía como convento.


Pronto se vio en la necesidad de pedirle a la Standard Fruit Company un terreno adjunto al convento para poder construir el primer edificio que constaba de cuatro salones de clase, una librería y el baño de señoritas y poco después en un espacio al otro lado del edificio principal se construyó el auditorio con capacidad aproximada de 500 personas. Luego dos aulas más fueron adicionadas al edificio. 


Como el colegio continuaba creciendo, se necesitaba más espacio, por eso en 1980 la Compañía donó otro terreno para construir un segundo edificio, éste consta de cuatro salones de clases, una pequeña bodega y los baños de los varones.


Al mismo tiempo, ya que solo quedaron cuatro hermanas (en 1966 eran 14), se trasladó la cocina y el comedor al tercer piso, cediendo el segundo piso al colegio para colocar las oficinas, la zona de maestros y la biblioteca. Por último, se agrandó el auditorio a una capacidad de 850 personas.


También se logró obtener terreno adicional para agrandar el área deportiva que incluye un campo de fútbol, así como canchas de voleyball y basketball. Otras mejoras a la planta física incluyen un aula de audiovisual y dos laboratorio de computación.


Una característica especial del Instituto María Regina es el ambiente familiar que se percibe y desarrolla. Se cuenta con 50 maestros, todos trabajan horarios completos. La mayoría han estado en María Regina hace muchos años, esto les permite conocer a los alumnos y sus familias tratando a los alumnos como individuos, no solo como nombres o números en una lista.


Cuando se les pregunta a los estudiantes sobre qué es lo que más les gusta del colegio (como se hace a menudo) esto es lo que responden: “Los maestros no solo son maestros, sino son también nuestros amigos”“Siento que valemos como personas y no solo como un alumno más”, “María Regina es como mi segundo hogar” entre otros comentarios similares.  La institución prácticamente se ve obligada a despachar los estudiantes a sus casas después de las 3:00 p.m. Ya que los mismo no quieren abandonar las instalaciones del Instituto.


Se les estimula a los alumnos a tener ese espíritu, recordando que, como graduandos, ellos mantienen todos sus privilegios y siempre serán parte de la Familia Reginiana.


En el presente año se está trabajando en un proyecto el cual tiene por objetivo poner en cada aula de clases, una computadora con proyector y acceso a internet para ser usada por los maestros y que los mismo puedan tener un apoyo audio visual para impartir sus clases de una forma más interactiva.


Otros de los atractivos de la institución, son sus aulas climatizadas lo que permite la comodidad tanto de los alumnos como del maestro al impartir la clase.


Se tiene una gran satisfacción el observar como nuestros graduados continúan amando e identificándose con INMARE.


En la actualidad El Instituto María Regina forma parte de La Iglesia Católica y se rige por la administración de la misma, esta unión ha dado como resultado que la institución crezca aún más, permitiendo el ingreso de alumnado infantil brindando los servicios educativos desde nursery hasta último año de carrera. La institución pasará a ser parte vital en la educación de muchos futuros profesionales, los que tendrán la posibilidad de matricularse desde muy temprana edad como lo son los niños de 4 años y egresar como un alumno colegial de 16 o 17 años aproximadamente.


Otro de los beneficios de esta unión es que a medida que se van abriendo nuevos grados escolares, los mismos se van implementando de forma bilingüe lo que permitirá en un futuro una institución 100% bilingüe.


Entre tantos beneficios que El Instituto María Regina ofrece, está la continua monitorización no solo de las calificaciones del alumnado sino también de su conducta dentro y fuera del salón de clase, lo cual es reportado a los padres de familia.


El personal educativo también se evalúa constantemente, de esa forma ofrecen en todo tiempo la mejor calidad de enseñanza a su alumnado.


 EL Instituto María Regina se ha convertido en una de las instituciones que egresa los mejores Bachilleres, alumnado que además de estar bien fundamentado y preparado para afrontar una universidad; también muestra carácter, honestidad, principios y valores destacables.


PRIMERAS HERMANAS 1960



SISTER MICHAELA Y SISTER AGNES 1961



NUESTRA PRIMER ALUMNA Silvia Pineda(1960)



PRIMEROS VARONES MATRICULADOS



MAESTROS 1968



SISTER MARJORIE 

(RECTORA 0000-2014)

INMARE EN LA ACTUALIDAD

PADRE CARLOS FELIPE RODRÍGUEZ (RECTOR ACTUAL)